Cómo ayudar a su startup a sobrevivir a sus primeros 3 años

Si usted ha estado ya en el mundo empresarial, al menos un año, es probable que se haya dado cuenta de que las startups son frágiles y volubles. Muchas startups se derrumbarán antes de que empiecen incluso a tener unas bases sólidas. Más del 90 por ciento fallan debido principalmente a la autodestrucción en lugar de por la competencia. Y para aquellas que tienen éxito (menos del 10 por ciento), la mayoría pasará por situaciones de peligro.16-03-10

Normalmente, el problema no suele ser la competencia la que puede estar afectando, sino sus propias decisiones. Si encuentra una manera de seguir adelante esos primeros años, se le presentará alguna gran oportunidad, ya sea encontrar el asesor perfecto, conseguir el reconocimiento, o cualquier otro marcador de éxito vital para su existencia.

Sigue leyendo

Anuncios

Las grandes y pequeñas empresas pueden innovar juntas

Hay una sensación creciente de que para que las grandes empresas prosperen tienen que mejorar el trabajo con las más pequeñas, empresas más innovadoras que están dispuestas a asumir el tipo de riesgos a los que las grandes empresas a menudo se resisten.16-03-10

También están dispuestas a operar en márgenes, en el tipo de nichos que a menudo no son económicamente viables para que las grandes empresas apuesten por ellos. Por desgracia, no es algo que hagan particularmente bien todas las empresas. Un estudio de Accenture del pasado año se centró en más de 2.000 empresas grandes y pequeñas de todas las economías del G-20.

Sigue leyendo

Las tres claves para liderar equipos virtuales

Muchas empresas que comienzan su andadura empresarial, cuentan con pequeños equipos y en remoto, o virtuales, pero también empresas ya consolidadas tienen en sus filas este tipo de equipos. En sus relaciones con ellos, los directivos deben tener en cuenta y llevar a cabo15-012-10 people work remoto con ímpetu y alegría una relación de confianza, claridad y visión. Para tener un equipo virtual más eficaz hay que centrarse en estas tres claves. Hacer lo necesario para que los miembros del equipo confíen en usted y entre ellos. Sea claro acerca de lo que cada uno tiene que hacer específicamente. A continuación asegúrese de que las partes encajan entre sí en línea con la visión global.

Sigue leyendo

Crear sistemas empresariales que permitan automatizar y racionalizar el crecimiento

Los emprendedores y empresarios propietarios de empresas se enfrentan a un problema común: Demasiado que hacer y muy poco tiempo.

El problema impide a los propietarios de empresas en crecimiento, que trabajen o no en su negocio, utilizar el tiempo en las cosas que realmente importan. Y este problema a la larga conduce al agotamiento.15-09-23

La respuesta a este problema se encuentra en los sistemas. Un sistema es un método para resolver un problema empresarial que se repite de manera estratégica y sin esfuerzo. Los sistemas son el sine qua non del cliché de “trabajar de manera inteligente, no duramente”.

Aunque los emprendedores y empresarios propietarios de empresas siempre van a sentir la presión del tiempo y el estrés del trabajo, no tienen que sufrir innecesariamente con las tareas que pueden ser sistematizadas

¿Qué es un sistema?

A veces se crean sistemas sin ni siquiera saberlo. A menudo, es instintivo y puede convertirse en un hábito positivo.

¿Qué cualidades debe tener un Sistema?

  • Un sistema aborda un problema específico o un tema del negocio.
  • Un sistema es automático.
  • Una vez creado, el sistema no requiere pensamiento intensivo o esfuerzo adicional.
  • Un sistema es un proceso o rutina.
  • Mejora el día a día de todos y ahorra esfuerzos innecesarios.

Un ejemplo de un sistema es un programa de correo electrónico.

La mayoría de trabajadores utiliza muchas horas a la semana en el correo electrónico. Esto, claramente, es un problema específico que tiene implicaciones de largo alcance. Si se crea un sistema de correo electrónico automático, se puede resolver este problema. Es evidente que con este ejemplo también nos salta la alarma de que hay correos electrónicos que sí se deben atender personalmente, pero hay otros muchos que pueden ser respondidos de manera automática.

Hay que evaluar en qué se utiliza el tiempo y si realmente es necesario, o por el contrario se puede crear un sistema automatizado que lo resuelva. Y como éste, hay muchos otros que también se pueden abordar de manera diferente para facilitar y agilizar el día a día y poder enfocar el tiempo en lo estrictamente necesario.

Las startups y el cumplimiento

No sorprende que a los bancos no les guste ser los únicos que tienen que seguir las reglas. Más todavía, hacer cumplir las regulaciones de Wall Street en Silicon Valley es su enfoque para hacer frente a la amenaza de las empresas de tecnología que van a ganarles terreno.IMG_6213

Aunque esta medida en particular se centra en los pagos, la misma dinámica se puede ver en el juego en otros sectores innovadores. Durante los últimos meses, Uber ha estado luchando contra los reguladores, tanto en Estados Unidos como en muchos países del mundo, a menudo, debido al refuerzo de los sindicatos de taxis. Lo que estos incidentes ponen de relieve es el hecho sorprendente de que si quieren ganar terreno a los jugadores establecidos, es probable que tengan también que seguir sus mismas reglas.

A pesar de los muchos advenedizos que condenan los efectos asfixiantes de la regulación, los gobiernos han señalado en repetidas ocasiones que no tienen intención de dar marcha atrás. La respuesta adecuada de la industria de la tecnología no es para lamentar el estado de cosas, sino para reconocer la oportunidad de aprovechar el cumplimiento contra sus competidores.

Puede que no parezca obvio, pero las startups tienen una ventaja competitiva importante sobre las empresas establecidas en lo que respecta al cumplimiento. Las regulaciones cambian, y se han cambiado más rápidamente a la par con la rapidez de la innovación tecnológica. El cumplimiento en estas condiciones requiere buenos sistemas internos, tanto para la gobernabilidad, como para la presentación de informes, lo que favorece a las empresas más adaptativas, austeras y tecnológicamente capaces.

Los escritores de tecnología, por ejemplo, han escrito mucho sobre la atroz estructura de TI subyacente en los bancos. Es más costoso, tanto en esfuerzo humano, como en potencial informático, discutir los informes necesarios para que estos sistemas sean compatibles. Los datos son un desastre, y conseguir algo significativo es más difícil como consecuencia de ello.

Una startup, por otro lado, puede crear un producto con las capacidades necesarias en mente desde el principio. El cumplimiento financiero ágil en el diseño del producto atraerá a los inversores con experiencia y, quizás más importante aún, la entrada sin problemas en los mercados establecidos.

Un fallo en este enfoque puede ser ruinoso o incluso fatal. Las startups que se saltan a los reguladores son vulnerables a acciones de aplicación igualmente perjudiciales. Pero incluso para aquellas empresas que eviten el riesgo escenario apocalíptico siendo víctimas de su propio éxito.

Un negocio en expansión gasta mucho más dinero en un problema imprevisto que en uno para el que se ha preparado. El cumplimiento dentro de la estructura de una empresa la posiciona para afrontar con eficacia los desafíos regulatorios y competitivos de crecimiento. Si lo hace, proporcionará a las empresas de tecnología otra ventaja sobre los negocios que esperan atraer.

¿Cómo puedo conseguir financiación para mi startup?

Uno de los principales problemas que encuentran los emprendedores cuando arrancan sus proyectos es la falta de financiación. Hace años, la banca era la principal vía para cubrir esas necesidades económicas, sin embargo ahora existen varias opciones a las que acudir según la fase en la que se encuentre el proyecto.

FFF (Friends, Family & Fools)

Financiación startups

Es el paso natural que suelen dar todos los emprendedores: pedir el capital inicial para poner en marcha el proyecto al entorno más cercano. Se trata, incluso, de un paso casi obligado antes de escoger la vía privada, ya sea en entidades financieras o a través de inversores. De hecho, se valora muy positivamente que se haya completado esta primera etapa. Y es que si el emprendedor no es capaz de convencer con su idea a su entorno más cercano, es posible que ésta no sea la mejor.

Crowdfunding o financiación colectiva

Tiene como objetivo compartir la financiación de un proyecto entre aquellas personas que deseen apoyarlo. Actualmente, se constituye como alternativa a la banca tradicional para el acceso a los recursos financieros necesarios para llevar a cabo un proyecto de negocio.

Business Angels

Son inversores particulares que invierten su propio dinero en proyectos nuevos según su criterio particular. Además, conocen de cerca el mercado y tienen ciertos conocimientos en el mundo empresarial y financiero.

Normalmente, a cambio de su aportación monetaria poseen una participación en el capital societario, por lo que si la empresa va generando beneficios pueden ir recuperando parte de su inversión de forma más o menos real a largo plazo.

Venture Capital

Suele traducirse como ‘capital riesgo’ y es un tipo de operación financiera en la que se aporta capital a empresas con un alto potencial de crecimiento y elevados niveles de riesgo a cambio de un porcentaje de la empresa. El Venture Capital es una de las principales formas de financiación para early stage startups, aquellas que se encuentran en su fase de crecimiento y que ya han utilizado otras fuentes de financiación como FFF (Friends, family & fools) y capital semilla.

Incubadoras

Son centros que acompañan a la empresa desde su nacimiento y que pueden o no invertir en la compañía. En los casos en los que sí aportan capital, esa inversión no suele superar los 150.000 euros. Las incubadoras también conceden asesoramiento a los emprendedores y facilidades para hacer networking, ya que en sus instalaciones conviven varios emprendedores.

Subvenciones públicas

Es otra de las opciones que valoran los emprendedores para conseguir financiación. En España, las más solicitadas son ENISA y CDTI. La primera tiene un carácter más generalista y su préstamo suele ayudar a muchas startups en su fase inicial; el CDTI está más centrado en proyectos que demuestren contar con una tecnología diferencial y un modelo de negocio viable.

¿Qué buscan los ‘Millennials’?

Los ‘Millennials’, la generación de jóvenes nacidos entre los años 1981 y 2000, han provocado una gran revolución dentro del mercado laboral, principalmente porque han roto con los esquemas de trabajo que conocemos tradicionalmente. Muchos han llegado a la edad adulta condicionados por la crisis económica y la escasez de puestos de trabajo. Sin embargo,  en diez años supondrán el 75 por ciento de la masa laboral.

MillennialsComparten conocimientos a través de las redes sociales, saben mucho de tecnología, son creativos y tienen una gran tendencia al emprendimiento. Los analistas se han fijado en ellos porque son muy diferentes a cualquier otra generación. No se comprometen con su empresa y retenerles es todo un reto.

Además, los estudios dicen que consumen de otra manera. Por ello, los negocios, marcas y campañas publicitarias también han tenido que adaptarse a los cambios y exigencias de este segmento de consumidores. Internet es fundamental para este segmento de la población. Aunque los nativos digitales son los miembros de la Generación Z, los Millennials convirtieron Internet en la piedra angular de su existencia.

El ecommerce es una de las prácticas más habituales para este segmento de la población. La también llamada Generación Y exige mayor rapidez, sencillez y menos inconvenientes durante el proceso de compra. Esto ha generado grandes tendencias en el ecommerce, como por ejemplo, click&collect, la compra se hace en la tienda online y se la recoge en la tienda física de la marca.

El impulso que han dado los Millennials al comercio electrónico es evidente. Según datos de eMarketer, el 43% de los Millennials dedica una hora o más al día a mirar tiendas online, además compran en internet todo tipo de artículos. Según un estudio de Nielsen, un 53% de este segmento de consumidores asegura que comprará algo en internet, convirtiéndolos en el grupo de edad más intenso en compra online.