Cómo ayudar a su startup a sobrevivir a sus primeros 3 años

Si usted ha estado ya en el mundo empresarial, al menos un año, es probable que se haya dado cuenta de que las startups son frágiles y volubles. Muchas startups se derrumbarán antes de que empiecen incluso a tener unas bases sólidas. Más del 90 por ciento fallan debido principalmente a la autodestrucción en lugar de por la competencia. Y para aquellas que tienen éxito (menos del 10 por ciento), la mayoría pasará por situaciones de peligro.16-03-10

Normalmente, el problema no suele ser la competencia la que puede estar afectando, sino sus propias decisiones. Si encuentra una manera de seguir adelante esos primeros años, se le presentará alguna gran oportunidad, ya sea encontrar el asesor perfecto, conseguir el reconocimiento, o cualquier otro marcador de éxito vital para su existencia.

¿Qué es lo que mantiene vivas a las startups más allá de su primer cumpleaños? Eche un vistazo a esta lista que muestra temas importantes sobre usted y su empresa para saber si lo ha hecho en los últimos tres años (el orden no es relevante).

  1. Esperó el momento correcto para llevar a cabo una ampliación. La contratación de las personas adecuadas es importante, pero la contratación de personas en el momento adecuado es aún más importante. Las startups que crecen más allá de sus medios antes de haber construido un modelo de negocio sostenible se hunden rápidamente, arrastrando a todo un equipo de personas en el proceso.
  2. Utilizó el tiempo para la recaudación de fondos de forma inteligente. La recaudación de fondos puede ser una gran trampa. Si ha utilizado su tiempo de forma inteligente para recaudar fondos es porque ha tenido este segundo objetivo en mente: actuar con coherencia.
  3. Encontró el co-fundador correcto. Estadísticamente, su puesta en marcha tiene una mayor probabilidad de sobrevivir si su co-fundador comienza al mismo tiempo. Sin embargo, encontrar un co-fundador es más fácil en la teoría que en la práctica. Si su startup está en sus comienzos y no tiene un co-fundador todavía o no ha encontrado uno, actúe como co-fundador. Hable un lenguaje de negocios o técnico, pida asesoramiento a expertos y aprenda de su experiencia. Todo esto ayuda a demostrar que está en disposición de seguir adelante pero que desea asociarse con alguien, a entender y empatizar con quien pueda unirse a su equipo, y que está dispuesto a someterse a sus conocimientos y experiencia cuando llegue el momento y usted no sepa qué hacer.
  4. No crear un equipo con la intención de obtener algo a cambio. En su lugar, creyó (y sigue creyendo) en ayudar a los demás, porque es una parte de la naturaleza colaborativa. Si un estudiante de periodismo, que en el futuro puede convertirse en un prestigioso reportero, le solicita una entrevista para su periódico de la universidad, debería hacerla y ayudarle, porque desea que los demás tengan éxito y aprecian la ayuda de mentores que se cruzaron en su camino profesional. Además, reconoce que cualquier mercado en el que se desembarque es una comunidad. Y usted quiere ser un contribuyente importante a la comunidad. Esto ayuda a construir su propia autoridad, autenticidad, y fiabilidad, dado que está tratando de construir su presencia.
  5. Ha sido (y sigue siendo) persistente. La mayoría de las personas que se conocen en el mundo de las startups parecen increíblemente inteligentes. Se han tomado su tiempo para conocer su mercado y producto, y saber exactamente quiénes son los jugadores. Si piensa en ello, se dará cuenta de que la inteligencia no es realmente una ventaja competitiva. Lo que sí es una ventaja competitiva, es la constancia. Casi todas las personas con experiencia en startups dicen que la suerte juega un papel crítico en su capacidad de tener éxito. Y, cuanto más tiempo permanezca vivo, más posibilidades tiene de tener éxito. Sin embargo, cuando se da un paso atrás, se da cuenta de que la mayoría de las startups no duran el tiempo suficiente para reconocer la oportunidad que tienen en frente de ellos.

No hay duda al respecto; la creación de una startup es una montaña rusa emocional. Es necesario un montón de co-motivación y el apoyo de aquellos que son más inteligentes que usted en sus respectivas áreas de competencia. Pero, independientemente de la cantidad de asesoramiento de expertos que tenga en cuenta, usted será el responsable del despegue o caída de su empresa. Puede sentarse a ver las cartas amontonadas sin hacer nada, o puede estudiar los errores que tienen otros jugadores, hacer movimientos más inteligentes y permanecer en el juego.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s