Los pros y contras de algunos entornos para trabajar de forma remota

La flexibilidad ofrecida a los trabajadores a distancia conlleva también una serie de desafíos. Uno de esos desafíos es encontrar un buen lugar para concentrarse y realizar su trabajo. Gran parte del glamour que se percibe en el trabajo a distancia, cuando vemos tweets, actualizaciones de Facebook o posts en Instagram, se desvanece rápidamente cuando se llega a la rutina diaria de buscar un lugar para trabajar. El hecho de que se pueda elegir dónde se trabaja no quiere decir que se evite el cansancio que conlleva estar mucho tiempo en un lugar.15-012-30

También hay una multitud de variables positivas y negativas que pueden influir en los entornos de trabajo, entre otras, la hora del día, el nivel de ruido,  las sillas y mesas, la duración de la estancia permitida, y por supuesto la potencia de la red WiFi del lugar elegido.

Vamos a echar un vistazo a algunas de las áreas de trabajo más comunes frecuentadas por los trabajadores remotos para evaluar los pros y los contras. Si usted es un aspirante a trabajador remoto, esto es lo que puede esperar de cada lugar:

En casa

Si tiene la suerte de tener espacio dedicado para una oficina en casa es un gran comienzo. Una oficina en casa puede ser como desee, y atender a sus necesidades específicas. Pero estar atrapado dentro de la casa durante todo el día puede no resultar muy agradable al cabo del tiempo. Largos tiempos de trabajo podrían significar que nunca sale fuera. Más importante aún, es fácil olvidarse de descansar cuando tanto su trabajo como la vida familiar se mezclan en el mismo espacio y al final, las horas trabajadas son muchas más que si el lugar de trabajo está fuera de la casa.

En la casa debemos elegir un lugar para trabajar y si no se tiene uno específico, como una habitación destinada a despacho, el lugar más común para ello suele ser el sofá o la mesa del comedor o cocina. Es difícil guardar una buena postura cuando se está en el sofá tecleando encorvado sobre el portátil. Una oficina en el sofá o mesa puede significar toneladas de desorden en el mismo espacio que sirve para relajarse, entretenerse o hacer la vida cotidiana.

Aeropuertos16-05-12 Aeropuerto-BarajasT4-Espera-FDG

Para quienes viajan constantemente, una sala de aeropuerto o la sala de embarque es una opción para realizar algo de trabajo antes de un vuelo. Si usted tiene acceso a una sala del aeropuerto, entonces puede encontrar un espacio cómodo con WiFi decente para conectarse. También tendrá acceso a bebidas y aperitivos, y sólo tiene que salir cuando su vuelo está a punto de despegar. Si no tiene la suerte de disfrutar de acceso a la sala, entonces tendrá que conformarse con WiFi libre del aeropuerto que a menudo es bastante débil y suele dar problemas. A esto se añade la falta de tomas de corriente (aunque la mayoría de los aeropuertos importantes en Asia, Europa y Norteamérica están mejorando este tema) y la búsqueda del espacio para estar cómodo, que se puede prolongar mucho.

Hoteles

Si se viaja, el lugar elegido para el alojamiento puede ser propicio para un buen ambiente de trabajo. Si su presupuesto lo permite, se puede optar por tener una amplia habitación con buenas vistas y un escritorio. Para un presupuesto más ajustado es posible que tenga que conformarse con una habitación básica y un enchufe en la cama. La red WiFi puede ser también limitada. Los alojamientos más caros ofrecen buenas conexiones y normalmente gratuitas, pero los alojamientos más económicos tienen un coste por utilizar WiFi y a veces incluso hay que hacerlo en zonas comunes porque no llega la señal a las habitaciones. En estos espacios comunes también a veces se complica la conexión, ya que hay otros que están utilizando la red para actividades de ocio y además suele ser también limitada.

Delegación de la empresa

Es importante aprovechar la ventaja de una delegación que su compañía pueda tener, porque estará mejor equipada en todo que cualquier otro espacio. La única pega puede ser la diferencia en los estilos de trabajo de los compañeros de esa oficina. Ya que pueden tener horarios y procesos diferentes y esa flexibilidad podría obstaculizar el proceso. Y hay que tener en cuenta que el invitado es usted. De esta manera, nos queda adaptarnos al estilo de trabajo de ellos.

Bares o cafeteríasbag-and-hands working

Un bar o cafetería es sin duda un espacio de trabajo muy común para trabajadores remotos. Puede disfrutar del ambiente en un entorno dinámico; disfrutar de una buena comida y bebidas; e incluso intercambiar conversación con el personal para relajarse durante un tiempo de descanso. Una pega es que estos espacios son normalmente sitios ruidosos y además, puede convertirse en caro al comprobar la cantidad de cafés o bebidas que se puede tomar en el tiempo que está. La duración de la estancia puede ir en función de lo que se consume y hay establecimientos que están quitando WiFi gratuito porque a veces llegan personas que piden un café y se quedan 5 o 6 horas trabajando, esto no compensa. Además, las tomas de corriente pueden ser difíciles de conseguir, y hay una falta de privacidad o espacio tranquilo si por ejemplo se necesita hacer llamadas o establecer conferencias.

Espacios de Co-working

Un buen espacio para trabajar de forma remota son los co-working en la ciudad que ofrecen un amplio rango de servicios para el trabajador/a a distancia individual o en equipo. Se miden por cuotas semanales, mensuales y anuales y se tiene acceso a un escritorio, WiFi, y la oportunidad de conectar con gente interesante. Las cuotas pueden ser algo altas si se está comenzando o no se está seguro de si va a utilizar el espacio con suficiente frecuencia. Es casi mejor ahorrar el dinero y utilizar otro tipo de espacio de trabajo hasta que se tenga claro el tiempo de utilización de estos. También ofertan la opción de reservarlo únicamente para reuniones o eventos específicos y esto sí puede ser de gran utilidad.

Bibliotecas

Las bibliotecas son un gran lugar rentable para trabajar. Se puede acceder a WiFi normalmente sin coste, y hay espacios más privados que ofrecen una combinación de opciones para trabajar. Y, por supuesto, el ambiente es muy tranquilo para hacer las cosas. Las desventajas de un entorno de biblioteca son las reglas para la tenencia de alimentos o bebidas, por lo que salir a tomar un bocado para comer podría significar la pérdida de su codiciado lugar. La red WiFi, aunque libre, puede tener un cortafuegos que podría impedir el acceso a sitios clave que se consideren sospechosos para la biblioteca. Por último, el espacio tranquilo puede hacer que sea difícil mantener las llamadas de conferencia o los chats de vídeo.

Está claro que la decisión final es del propio trabajador, ya que es quien se tiene que encontrar cómodo y tener todas las facilidades para realizar sus tareas diarias, pero sí que queda patente que hay lugares más propicios que otros.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s