Fomentar nuestras habilidades de crítica constructiva

Éstas son las habilidades y valores que todo el mundo debería tener en la mayoría de las empresas, y cada miembro del equipo debería saber cómo manejarlas cuando llega el momento de dar una opinión a otro empleado.business-people-hands-overlapping-to-show-teamwork-6524574

Pero vamos a ir un paso más allá. ¿Cómo deberíamos hablar realmente de estas cosas? Para empezar, la recomendación es escoger palabras descriptivas que van más allá de “bueno” y “grande” y que sean “palabras de acción” como “demuestra”, “posee”, “consiga” y “destaca”. Es evidente que con sólo unas pocas sustituciones sencillas, los empleados estarán más receptivos que nunca a la crítica constructiva.

¿Por qué es tan importante la calidad de la opinión?

Tal vez no hace falta decirlo, pero la calidad de la opinión es fundamental en el lugar de trabajo por diferentes razones. La primera y más obvia es que se desea mantener un alto nivel de rendimiento de todo el equipo. La calidad de opinión y, en particular, la opinión honesta, es muy importante para ese fin.

Entonces, ¿cuál es su opinión honesta? Si algo necesita mejorar, ser honesto al respecto, recordando utilizar palabras positivas y frases descriptivas. El resultado es que la mayoría de las personas aprecian sabiendo las formas en las que pueden mejorar, proporcionando honestidad y siendo razonable en lo que se está diciendo.

Si se dan muchas vueltas, o se tiene respeto a  proporcionar una retroalimentación honesta, repercutirá al final en el trabajo de su equipo. Ellos nunca sabrán lo que pueden hacer mejor.

Aunque parece que hay cierta controversia para dar opiniones, es valioso decirles a los empleados lo que están haciendo bien, y al mismo tiempo lo que necesitan mejorar. Pero aquí está la parte importante: No hay que trabajar a partir de un guion. Es obvio que no es agradable cuando un jefe tiene que decir a sus empleados varias cosas que no se están haciendo bien. Así que, sí: hay que proporcionar opinión positiva y negativa durante la misma revisión, sólo hay que asegurarse de estructurar bien la información de forma que sea útil y constructiva para la persona.

Dar una opinión es difícil. Forma parte de la vida cotidiana en cualquier lugar de trabajo, pero requiere un equilibrio delicado entre la crítica y la positividad natural.

Aunque sea una revisión programada de los empleados o miembros del equipo para valorar el trabajo de otro, la búsqueda de este equilibrio puede ser difícil. Veamos algunos de los cambios sencillos que se pueden hacer cuando se necesite repartir opiniones a sus empleados o colaboradores.

Cuidar las palabras

A veces, la diferencia entre una gran respuesta y la condena se reduce a sólo unas pocas palabras bien escogidas. Será muy bien valorado tener una lista de criterios generales para utilizar cuando se haga una crítica constructiva. La lista de criterios puede ser tan amplia o tan específica como se desee, y pueden incluir cosas como:

  • Capacidades de comunicación
  • Experiencia en el puesto de trabajo
  • Actitud
  • Creatividad
  • Auto desarrollo

Acerca de las relaciones

Se puede tener la impresión de que proveer críticas constructivas puede afectar a sus relaciones laborales, pero esto está bastante lejos de la verdad. Una vez más, parte de la razón podría ser porque no se han agudizado las habilidades para dar una opinión negativa pero de manera positiva.

Lo que podría estar menos claro son los beneficios. Hemos revisado las formas en que la opinión positiva puede dar como resultado un producto final mejor, pero es igual de importante reconocer el efecto de una opinión bien estructurada en las relaciones laborales.

Cualquier lugar de trabajo se nutre de la honestidad y la capacidad de corregir el rumbo sin dramatizar. El mantenimiento de un ambiente de positividad, incluso cuando las cosas necesitan mejoras, ayudará a que todo el equipo se sienta más cómodo y confiado en sus relaciones con los demás, y les ayudará a buscar soluciones de forma rápida y eficaz. La opinión excesivamente correctiva hará que se cuestionen a sí mismos y podría afectar a su capacidad para trabajar de forma independiente. Sesgar demasiado hacia el otro extremo del espectro, y su trabajo podría sufrir en el sentido contrario. Al igual que con cualquier relación, la clave es el equilibrio.

Advertencias y cultura de la Compañía

Merece la pena tocar el último punto y es que casi todo en la vida tiene una advertencia. En este caso, la advertencia se aplica a personas de diferentes niveles de habilidades.

Los empleados con menos tiempo en la empresa, por ejemplo, no se van a beneficiar tanto de opinión honesta como un veterano. Todavía se están encontrando así mismos, por así decirlo, digamos que todavía están aprendiendo a moverse. Por tanto, para empleados junior, el foco debe ir más dirigido hacia el “estímulo” con la opinión.

Pero a medida que la gente recoge nuevas habilidades y tiene más confianza, puede cambiar su enfoque a la opinión apropiada. Las personas que ya se consideran expertos en la materia, son mucho más abiertas a recibir opiniones negativas. Lo consideran como una herramienta para el crecimiento, en lugar de un obstáculo o una interacción combativa.

Mantener un ambiente de honestidad y positividad es clave para la construcción de una cultura donde las personas pueden prosperar. Con un enfoque equilibrado para opinar es como se estimula la pasión y como se nutren las habilidades. Negando a miembros del equipo una evaluación honesta de su trabajo se les priva de la oportunidad de crecer.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s