Los tres entornos que crean cada experiencia de los empleados

“La experiencia de los empleados” se puede definir como lo que una empresa tiene que crear para que la gente pueda elegir ser visible en lugar de asumir que tiene que ser visible. Este cambio de “necesidad” a “querer” es el cambio fundamental que las organizaciones de todo el mundo están empezando a experimentar.16-01-07

Es por esto por lo que se ve tanta inversión en nuevos espacios de oficinas, programas de bienestar y salud, de maternidad y paternidad, alimentos saludables, flexibilidad del lugar de trabajo, y mucho más. Hay un montón de cosas que pueden salir al crear una experiencia de los empleados, pero lo bueno es que cada compañía, independientemente de su industria, geografía o tamaño, sólo tiene que concentrarse en tres cosas. Cada experiencia de los empleados se compone de tres entornos: el físico, el cultural y el tecnológico.

Entorno cultural

Todos hemos oído hablar de la cultura corporativa y de las muchas maneras de describirlo. Algunos dicen “que es lo que pasa cuando el director sale del despacho”, otros dicen que la cultura se deriva de los valores, actitudes, prácticas, y la misión de la organización, y algunos dicen que la cultura es controlada por el director general y los ejecutivos. Independientemente de lo que se crea que es la cultura o de dónde viene, la única cosa que es común es que la cultura está relacionada con el sentimiento. Si el entorno físico es lo que se puede ver, tocar, probar, y respirar, entonces el entorno cultural es el que se siente y percibe; que es el “ambiente” que se obtiene cuando se entra por la puerta, y es el estado de ánimo y el tono que se pone en el lugar de trabajo. Es el estilo de liderazgo, el sentido de propósito que los empleados perciben, la estructura organizativa y las personas que integran la organización. No está escrito y sin embargo, es uno de los elementos más importantes de la creación y el diseño de la experiencia del empleado. Por lo general, la cultura corporativa es lo que nos da energía o nos desploma, nos motiva o nos desalienta, nos da poder o nos ahoga. Todos experimentamos la cultura corporativa de nuestras organizaciones diariamente, ya sea positiva o negativa.

Entorno físico

El espacio de trabajo físico es el que podemos ver, tocar, oler… Es el arte que cuelga en las paredes, el plano de planta de la oficina, la demografía de las personas con las que trabajamos (veteranos, jóvenes,  etc.) y cualquier beneficio físico que podemos obtener como en el servicio de comidas de una cafetería agradable, un gimnasio, o  una sala de estar que los empleados puedan utilizar para descansar un poco. Antes de leer hay que pensar un minuto acerca del espacio de trabajo físico y la forma en que nos hace sentir. ¿Consigue estar emocionado y lleno de energía o se siente como si estuviera caminando en un hospital o en una consulta médica?

Entorno tecnológico

El entorno tecnológico de la organización se refiere a las herramientas utilizadas por los empleados para realizar su trabajo. Esto incluye todo, desde la Intranet de la empresa hasta los dispositivos móviles, ordenadores portátiles, ordenadores de sobremesa y soluciones de videoconferencia a las que los empleados tienen acceso. Esto también incluye las aplicaciones, software, herramientas de e-learning, y la experiencia del usuario y elementos de diseño que influyen en cómo los empleados utilizan estas diversas herramientas. La tecnología es el sistema nervioso central de la organización y la mayoría de los conceptos y temas relacionados con el futuro del trabajo no son posibles sin la tecnología.

No es difícil ver por qué la tecnología es una parte importante de la experiencia de los empleados. Si se trabaja con tecnologías que fueron muy novedosas en los años 90, la frustración aparecerá inmediatamente. El uso de tecnologías obsoletas y mal diseñadas hará que sea más difícil comunicarse y colaborar con los compañeros, colegas, etc., aumentará drásticamente la cantidad de tiempo que lleva realizar el trabajo, y creará un ambiente de sentimiento frustrado, enojado, e improductivo en lugar de implicado, feliz, satisfecho y productivo.

El futuro del trabajo tiene que ver con la experiencia de los empleados, y esto es algo que las organizaciones de todo el mundo se están dando cuenta y están invirtiendo en ello.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s