Mememtum gana la 19ª edición de Madrid Venture Café

La startup Mememtum ganó ayer la decimonovena edición del Madrid Venture Café por delante de las startups Control Drone y Mobsyte. Más de 40 personas se reunieron en la Sala Ancora de Madrid para conocer al ganador de esta edición, en la que cada una de las tres startups seleccionadas tuvo cinco minutos para explicar en qué consiste su actividad y diez minutos para contestar preguntas del jurado y los asistentes.

MVC
Nicolas Carlin, Sales Engineer & Project Manager de Interoute Iberia, presenta el servicio “Jump StartUp” a los asistentes

La primera startup presentada fue Control Drone, una escuela que desarrolla cursos para la obtención del carnet de piloto de aviones no tripulados; en segundo lugar, Mememtum presentó su app móvil que mide y analiza el estado de pacientes con trastornos de movimiento (Parkinson, Distonía, Temblores…) usando la cámara del móvil; y por último Mobsyte, un creador de páginas web, blogs y tiendas online que, además, envía notificaciones a los usuarios para ayudarles a promocionar sus negocios.

Tras conocer todos los proyectos, el público votó y eligió a Mememtum como ganadora del evento. Su fundador, Joselu Marina, recibió una botella de vino, un kit de obsequios de Interoute y un cheque por valor de 20 euros para canjear en El Hatillo. Otro de los atractivos del encuentro fue el sorteo de un dron con cámara que se realizó entre todos los asistentes gracias a Control Drone y Aqtoys con motivo del segundo aniversario de Madrid Venture Café.

Interoute acudió al encuentro como colaborador tecnológico y ofreció a las startups asistentes el servicio Jump Startup, un paquete de alojamiento cloud gratuito valorado en 1.200 euros con un año de acceso al servicio Virtual Data Centre (VDC) de Interoute.

Anuncios

15 startups presentan sus proyectos en el III Open Day de Top Seeds Lab e Interoute

El III Open Day de Top Seeds Lab e Interoute Iberia reunió en la tarde de ayer a más de 50 emprendedores y 15 startups que presentaron sus proyectos ante los asistentes. Durante el evento también se presentaron los servicios de Interoute para emprendedores y se conocieron todos los detalles de la VI Convocatoria de aceleración de Top Seeds Lab, cuya inscripción sigue abierta hasta el próximo 28 de febrero.

Nicolas Carlin presenta los servicios cloud de Interoute para emprendedores

Tras una breve introducción realizada por Diego Semprún, Director de Operaciones de Top Seeds Lab, los emprendedores tuvieron tres minutos para presentar sus startups y dos minutos para contestar preguntas de los mentores y el público. Así conocimos a Haagle, Fishbehappy, The visit planner, Truekit, Pierdoyencuentro, beQbe, Homo Artifex, El Hatillo, Digital Shopping Corner, Bullmet, Mygosun, Landmefar, Worktoday, Smoobility y Blabelia.

Tras las presentaciones, Nicolas Carlin, Sales Engineer & Project Manager de Interoute Iberia, habló sobre los servicios cloud de Interoute para startups y ofreció a todos los asistentes un paquete de alojamiento cloud gratuito, valorado en 1.200 euros, con un año de acceso al servicio Virtual Data Centre (VDC) de Interoute a través de su producto “Jump StartUp

Diego Semprún cerró el evento presentando la VI Convocatoria de aceleración de TSL y su programa, que otorga 20.000 euros de financiación inicial, mentoring y acceso a inversores a las 5 startups ganadoras.

La “desagregación” del cloud computing

Pensemos en una época anterior a Internet, los iPads, o los televisores inteligentes. Cuando los productos se fabricaban a gran escala bajo complicadas cadenas de montaje con el objeto de atraer a un público masivo. Una vez pasados los procesos de prueba y errores y se llegaba al final óptimo, los productos eran introducidos en el mercado de consumo. Desviarse del diseño estándar no era sólo improductivo, sino que también era completamente ilógico y caro.

Cloud computing

En la época de Henry Ford y las altas columnas de humo industriales, el objetivo de las empresas era crear productos que satisfacían los deseos comunes. Este proceso se mantuvo relativamente sin cambios hasta la llegada de Internet. Podemos decir que el coste marginal para muchas empresas se ha reducido porque los servicios virtuales o lógicos no tienen el mismo coste fijo asociado a productos físicos.

En su libro, La Curva, Nicolas Lovell llama “desagregación” al proceso de atender y centrarse en las preocupaciones individuales y la personalización. ¿Cómo se aplica esto al cloud computing? A pesar de haber nacido y crecido en la era ‘desagregada’, la nube ha tocado sólo marginalmente el potencial inherente a comunidades y grupos localizados. Incluso hace dos años, las conversaciones sobre la nube se centraban exclusivamente casi en su totalidad en hacer que la nube funcionara para las empresas. El regate familiar de palabras de moda como “escalable”, “flexible” y “CAPEX” circulaban en torno al punto en el que la detección de cualquier diferenciador entre proveedores era casi imposible. Los problemas inherentes a la nube “igual para todo”, no evitaron este punto. A pesar del movimiento acertado y unilateral del modelo “X como servicio”, una parte sustancial del mercado de servidores se entrega como “antiguamente”, con configuraciones básicas e integración de redes.

Sin embargo, en el último año, las conversaciones alrededor de la nube se han alejado discretamente de lo general y se dirigen hacia casos de uso específicos para usuarios finales. El “beneficio de la nube” poco a poco se ha aplicado a variantes menos restringidas, presentando una gran oportunidad para empresas cloud que ofrecen servicios más allá de las soluciones básicas con cargas de trabajo predecibles y necesidades de servidor. Hay muchos niveles hasta llegar al de la infraestructura que se pueden personalizar en una nube no-Fordista: cómo y por dónde viajan los datos en la red de conexión; la ubicación de los centros de datos físicos, no sólo en las grandes regiones continentales, también en países y ciudades; el tipo de hardware desde los servidores estándar a los capaces de manejar cargas de trabajo especiales como gráficos, hasta algún día, pronto, la computación cuántica.

La combinación de una utilidad extraordinaria, tanto para constructores como consumidores con capacidad más amplia y flexible permitirá la desagregación de la nube. El Internet de las Cosas y la gran expansión de las aplicaciones Big Data son sólo dos de las específicas que han alterado drásticamente la manera en la que las empresas hablan de Cloud Computing. Durante los próximos 12 meses, los proveedores que puedan comunicarse a ese nivel con más éxito, tendrán el potencial para dominar el mercado.

¿En qué consiste el ‘Media for Equity’?

Últimamente vemos startups como Wallapop, El Armario de la Tele o Wouzee anunciadas en televisión en horarios de máxima audiencia y muchas personas se preguntan cómo pueden financiar estas empresas el coste que supone anunciarse ante millones de espectadores en televisión.  El secreto está en el ‘Media for Equity’. Pero, ¿en qué consiste exactamente?

Wallapop
El grupo Atremedia invirtió en Wallapop a través del formato ‘Media for Equity’

Se trata de un modelo de inversión que surgió en los años 90 en Europa y que ha sido muy utilizado en países como Alemania y Reino Unido. En este tipo de inversión los grupos de comunicación aportan publicidad a la empresa, normalmente a tarifas en las mejores condiciones de mercado, a cambio de tener una participación accionarial. De esta manera los grupos audiovisuales pueden invertir en startups ofreciendo publicidad y sin desembolsar dinero.

En España, este modelo se ha hecho popular en 2014 con Mediaset (Telecinco y Cuatro) y Atresmedia (Antena 3 y La Sexta). Por ejemplo, Atresmedia utilizó esta fórmula para invertir en Groupalia o El Armario de la Tele y Mediaset tiene la plataforma “Ad 4 Ventures” para realizar sus operaciones. Otros grupos como Unidad Editorial, Zeta, Godó o Vocento también lo han probado ofreciendo publicidad a través de sus medios impresos y online.

Como en toda negociación, cada una de las partes buscará sus propios beneficios. En el caso de las startups, crear marca y ganar visibilidad serán los objetivos tras la validación del modelo de negocio, y recurrir a los medios de comunicación de masas es una gran opción para conseguirlo. Por su parte, los grupos de comunicación buscarán rentabilidad y deberán traducir en dinero las acciones publicitarias llevadas a cabo para poder valorar la inversión realizada.